“Quiero ayudar a otras personas a cumplir más sueños que años”

Marc Fas, nacido en Castellón en 1987, es coach, viajero y director del proyecto “Dreamingpass“, una plataforma online desde la que pretende “ayudar a otras personas a cumplir más sueños que años”. Nuestro protagonista no entiende la vida “sin movilidad” ni “aprendizaje a alta velocidad” y nos cuenta en la entrevista cómo encontró su camino a través del autoconocimiento y de su pasión por viajar.

Hace algo más de un mes volvió de hacer el Camino de Santiago de una manera muy peculiar: dando abrazos. Una aventura de 1.600 km tras la que -confiesa- no ha vuelto a ser el mismo. Anteriormente hizo una campaña electoral “paralela” regalando besos y hablando de sueños, y ahora afirma estar “en proceso” de convertirse “en un nómada digital”.

Nuestro invitado considera “el amor” como la herramienta que vertebra “la humanidad, genera esperanza y es el motor que nos empuja a vivir nuestra vida”. “Si vives en el amor, serás capaz de parar el tiempo y poder disfrutar de cada segundo de tu vida como si fuera el último”, comenta.

Marc, optimista por naturaleza, tiene una gran confianza en las generaciones futuras: “Siento que los Millenials está despertando interiormente, despojándose de la ideología consumista y transformando el mundo sin prisa pero con medidas de calado. Por ello, denomino a esta generación, la generación imperdible.”

El coach castellonense recomienda aplicar a la vida la misma filosofía que a los viajes: vivirla “sin prisa”, “descubriendo la esencia de cada rincón” y “en plenitud”.

Marc Fas, coach y director de Dreamingpass.

 

Una entrevista de Guillermo Peris y Daniel Laseca

Guillermo: A menudo dices que tu vida cambió cuando te conociste a ti mismo pero, ¿cuándo ocurrió eso? ¿Cuál fue el punto de inflexión?

En aquel preciso instante disfrutaba de una gran estabilidad personal y profesional pero, a su vez, sentía que debía sacudir mi vida para exprimirla al máximo. Vivía en Barcelona, la ciudad de mis sueños, y trabajaba en uno de los hoteles más lujosos de la Ciudad Condal. Veía pasar diariamente a cientos de turistas con alto poder adquisitivo y descubrí que no me quería parecer a la mayoría. Vivían vidas totalmente organizadas y sin espacio para la sorpresa. Para ello debía seguir otro camino, el de abrirme a fluir. Y es precisamente lo que hice. Me fui a Mallorca una semana de vacaciones con el único objetivo de no planificar apenas mi viaje.

Me lancé y confié en dos personas que utilizaban la plataforma Couchsurfing (personas que ceden su sofá para que viajeros como yo, compartan su experiencia con ellos) y que me abrieron sus casas de par en par. Fui a playas que no esperaba y descubrí rincones maravillosos de la isla a lo lomos de una Vespa, siendo la primera vez que conducía una moto. Y llegó el momento. Era 11 de septiembre y hacía una tarde soleada. Me quedé observando el horizonte divisando unas cuantas embarcaciones que disfrutaban de los últimos coletazos del verano. Y allí parado y sin ruido mental, tuve la sensación de renacer. De encontrar algo dentro de mí que me prometí no abandonar jamás. Eso era mi esencia. Y de ahí surgió la actitud necesaria como para empezar a cumplir más sueños que años. Hubo en mi una transformación en mi visión acerca de la vida. Lo superficial daba paso a lo profundo, lo superfluo a lo importante.

Guillermo: ¿Qué pretendes hacer por los demás a través de tu proyecto “DreamingPass”?

Después de realizar tres proyectos sociales y descubrir que la mayoría de personas no tenemos muy claro cuáles son nuestros sueños debido a que no nos damos la oportunidad de pensar, quiero enfocar Dreamingpass a ayudar a otras personas a cumplir más sueños que años. He comprobado que en general los humanos necesitamos inspiración, ejemplos de personas que dedican su vida a vivir en sus sueños. He diseñado una plataforma en la que ofrezco cursos, mis servicios como Coach, el libro sobre El Camino e incluso viajes en los cuales cualquier persona podrá disfrutar conmigo de una escapada en las últimas etapas del Camino de Santiago. Si no podemos cumplir nuestros sueños, al menos nos tenemos que dar la oportunidad de vivir en ellos, y justamente yo, en eso soy un experto.

Guillermo: Hace un mes volviste de hacer el Camino de Santiago dando abrazos. Una travesía de más de 1.600 kilómetros. Cuéntanos cómo fue tu experiencia y qué ha cambiado en ti tras haber vivido esta aventura.

Ha cambiado todo. Y cuando afirmo todo, quiere decir que ya no soy el mismo. Ni peor ni mejor que antes, pero sí diferente. Al empezar a caminar me analicé y entendí que aún tenía un miedo que me ataba a la inestabilidad. No había superado y en ello ando, el miedo a tener que depender de otras personas. Esto unido a la inestabilidad económica han hecho que las 10 horas de camino diarias fueran utilizadas para profundizar en mis emociones y encontrar muchas respuestas escondidas.

Sentí en el camino que debemos encontrar aquél lugar, aquella experiencia, aquellas personas que nos ayuden a fluir, a estabilizarnos, a ser la mejor versión de nosotros mismos. El ruido mental a medida que avancé en el camino fue desapareciendo y por muchas dificultades que aparecieran, siempre brotaba una actitud positiva hacia la vida. Había descubierto que cuando haces algo con pasión y persigues un sueño, solo se marca un camino, el de la evolución. Ahora estoy abierto a compartir mi vida con una compañera de viaje, a observar pensamientos y dejarlos pasar, y sobre todo estoy dispuesto a aceptar que todo ocurre por algún motivo. Con paciencia y dándole voz a tu conciencia seguro que se encuentra algún porqué.

Guillermo: En 2015 hiciste una campaña electoral “paralela” regalando abrazos y besos y hablando de sueños, recorriendo 3.000 kilómetros en una furgoneta. ¿Qué objetivo perseguías con ello?

Desde que me propuse cumplir más sueños que años solo hago que diseñar proyectos en los que mostrar una visión positiva acerca de la vida, en los que después de su realización, sienta que haya aportado mi granito de arena en aras de humanizar un poco más esta sociedad. En #GeneraciónImperdible pretendía hacer reflexionar a la mayoría de la sociedad acerca del término Generación Perdida y el poder que tenemos la juventud para transformar nuestras vidas. Y gracias a dicha transformación poder mejorar el mundo en el que vivimos. Visité Valencia, Barcelona, Zaragoza, Bilbao, Santander, Oviedo, Salamanca, Sevilla, Granada y Madrid realizando una campaña de sensibilización. Regalé abrazos en las principales plazas de las ciudades, grabamos vídeos que incitaban a la reflexión acerca de los sueños, e incluso me atreví a realizar una acción en la que el objetivo era mostrar que muchas veces besamos sin ser conscientes. Era una campaña apolítica centrada en ir en busca de la felicidad.

__________

“Una vez te encuentras a ti mismo,
puedes darte la oportunidad de
cumplir más sueños que años”

__________

 

Guillermo: ¿Por qué has elegido viajar como forma de liberación, de encontrarte contigo mismo y de cumplir tus sueños?

Porque no entiendo una vida sin viajes, sin movilidad, sin aprendizaje a alta velocidad. Soy una persona que se cansa muy pronto de la monotonía y necesito poder vivir multitud de experiencias diarias para sentir que evoluciono como persona. No he elegido el viaje, el viaje me ha elegido a mi. No tengo otra opción y eso, a su vez, me acarrea multitud de problemas a la hora de mi relación con mi entorno. No todo el mundo puede entenderme y no se hace nada fácil poder combinar ese impetú por vivir viajando y la cotidianidad de la vida en sociedad.

No hay nada como vivir en un sueño. Ese sueño que aparece ciertas noches para no dejarte dormir, que te motiva en los días lluviosos y que te lleva a ponerle pasión a la vida. Lo tienes en un horizonte, viendo que es casi imposible, pero sabiendo que lo conseguirás, que naciste para ello. Una vez te encuentras a ti mismo, puedes darte la oportunidad de cumplir más sueños que años.

Guillermo: ¿Qué opinas de la literatura, de la música, del arte, del amor, de la amistad o del sexo como herramientas para recorrer ese camino hacia la felicidad?

La literatura es un arte y como arte lo trato con mucho respeto y distancia. Me encantaría poder profundizar en grandes obras e introducirme en el mundo literario mucho más de lo que he podido hasta la actualidad. Aporta muchísimo conocimiento y sentido a nuestras vidas. Nos hace visualizar y potenciar nuestra creatividad.

Acerca de la música, el mismo respeto, pero decir que ésta me acompaña mucho más en mi vida. Me encanta cada vez más la música clásica, el rock and roll y suelo no escuchar la música que se crea recientemente. Tengo tres canciones que han marcado mi vida y que generan en mi sensaciones realmente especiales. Desde “Alive and Kicking” de Simple Minds, pasando por “Under Pressure” de Queen y cerrando el capítulo con una canción que le da sentido a mi vida y que fue mi padre quién la introdujo en mi vida: “Dreamer” de Supertramp. La música me invita a imaginar que aquello que parece imposible, solo lo parece.

El arte yo lo definiría como magia. Y la magia a su vez genera sorpresa, una emoción que no abunda en esta sociedad y que hace que mantengamos a flor de piel nuestra niñez. Cualquier forma que tengamos de expresar arte, siento que debe ser más que bienvenida. Para mi el amor son palabras mayores. Es aquello que vertebra la humanidad, genera esperanza y es el motor que nos empuja a vivir nuestra vida. Nunca me atrevería a simplificar su significado en una pareja. El amor es tan amplio que siento que para aportar amor, deberíamos como humanos centrarnos en generarlo para nosotros mismos. Es muy difícil querer con profundidad si nosotros mismos no nos aceptamos y no nos queremos lo suficiente.

Para mi la amistad se podría traducir como ese amor incondicional que solo se puede resquebrajar por traición o por algún acto incorrecto de una persona hacia otra. La amistad es un lazo de unión increíble que hace que esta vida tenga sentido. En el sexo también puedo tener una visión bastante lejana al pensamiento global de la sociedad. Para la gran mayoría el sexo es el vehículo ideal para obtener placer. Para mi se convierte en una manera de manifestar amor por otra persona. Gracias a una caricia, un gesto, un mirada sensual, puedes llegar a sentir que esa misma persona es parte de ti por un instante. Para mi el sexo, si se vive profundamente, nos puede llevar no solo a obtener placer, sino que nos puede transportar a vivir experiencias que pueden marcar nuestra vida y nos ayuden a ser mejores personas y amar mejor.

Cómo he afirmado anteriormente para mi el eje vertebrador de la vida es el amor. La pasión que le agregues a cada acción que realices determinará aquello que te pueda aportar en un futuro. Si vives en el amor, serás capaz de parar el tiempo y poder disfrutar de cada segundo de tu vida como si fuera el último.

Marc Fas hizo el Camino de Santiago dando abrazos.

Daniel: ¿Tienes alguna influencia de Amma? ¿La has llegado a conocer personalmente, en algún viaje ya sea de ella o tuyo?

Siendo sincero no conocía la labor de Amma hasta que en el camino un par de personas mencionaron que había una mujer que había abrazado a más de 32 millones de personas. Me parece muy inspiradora su historia y, sobre todo, entender interiormente por qué hace lo que hace. No he coincidido con ella, pero si puedo cumplir mi sueño de vivir viajando, puede que la causalidad me lleve a conocerla.

Daniel: ¿Qué significa para ti un abrazo? ¿Es también una forma de viajar, al menos de transportarte o transportar?

Veo desde hace tiempo que la mayoría de personas no somos capaces de expresar nuestras emociones cómo deberíamos y nos gustaría. Por ello, no las dejamos fluir y este hecho hace que se nos generen muchos miedos y nos paralicemos. Para mi un abrazo ofrece la oportunidad de hablar sin palabras, de sentir apoyo emocional y sobre todo de viajar al mundo apasionante de tus emociones para poder expresarlas sin crearte límites.

Daniel: ¿De dónde a dónde te lleva?

Te lleva de la desesperación a la esperanza, de la tristeza que hunde a la tristeza que aporta. Inicias un viaje para reencontrarte con tu esencia y sentir que no estás solo, sino que debes hacer por sentirte acompañado de ti mismo.

Daniel: ¿Son todos los abrazos iguales? Es decir, ¿el mero hecho físico de abrazar se convierte en algo rutinario casi mecánico, o cada uno representa un paisaje diferente?

Veo muy difícil que un abrazo se pueda convertir en algo rutinario si vives el presente. El problema viene de vivir en piloto automático, de no centrarnos en poder sentir el abrazo y todos sus beneficios. Me he encontrado de todo, sobre todo a la hora de regalar abrazos a aquellas personas que ceden por obligación. Mi receta preferida es abrir mis brazos en cualquier plaza de una gran ciudad y que me abrace aquella persona que de verdad le guste y le apetezca compartir un abrazo. En estos abrazos, como afirmas Daniel, se dibujan paisajes que los puedes decorar luego para que te ayuden a superar problemas o a equilibrarte emocionalmente. Pueden ser el inicio de un viaje hacia tu interior, el momento en el que abres la puerta que te lleva al corazón.

Daniel: ¿Y no puede ser que el abrazo dado sin un vínculo, sin una construcción emotiva detrás, sea más un analgésico o una anestesia, un disimulo, a la soledad emocional de la sociedad posmoderna?

Como he afirmado anteriormente depende de la actitud de la persona que acepta un abrazo. No sirve de mucho dar abrazos con palmadas por cubrir el expediente y no dejar mal a la persona que quiere regalar abrazos. Todo está en la actitud y la predisposición. Seguirá sin dar el efecto necesario el abrazo en estos casos. Pasa a ser un simple trámite. Mi intención en cada abrazo es poder ofrecer a la otra persona, la posibilidad de que no exista un final, de no juzgar sus emociones, de que pueda encontrar el significado del abrazo sin límites. 

__________

“Ahora la revolución pasa por utilizar la
tecnología para humanizar más este mundo”

__________

Daniel: Sin duda, no hay ninguna generación perdida, ¿pero crees que hay generaciones imperdibles? ¿No crees que eso, en cierto modo, es un determinismo igual que calificarla de “perdida”, y que la desmotiva y la vuelve estacionaria? ¿No crees que cada generación debe buscar, incluso crear, su propio camino y asumir esa responsabilidad? ¿Qué ese es el verdadero viaje personal de cada uno?

En multitud de ocasiones, personas de otras generaciones abogan porque los jóvenes actualmente no están movilizándose para transformar este mundo en algo mejor. Y viéndolo con un cierta perspectiva histórica, los jóvenes contemporáneos no se manifiestan con las mismas armas que sus padres. Ahora la revolución pasa por utilizar la tecnología para humanizar más este mundo. Ejemplos de proyectos que limpian los océanos, movilizaciones para salvar países como Grecia a través de una campaña de “crowdfunding”, o la creación de empresas de “sharing”, donde se optiman los recursos y se consiguen que todas las partes salgan beneficiadas del acuerdo, son claros ejemplos de ello. Siento que la generación de los Millenials está despertando interiormente, despojándose de la ideología consumista y transformando el mundo sin prisa pero con medidas de calado. Por ello denomino a esta generación, la generación imperdible. El futuro aclarará nuestras dudas.

Cada generación tiene sus particularidades y características, pero veo un cambio profundo y espiritual en cada uno de nosotros, y con mucha más potencia en la generación Z. Siento que todo lo que hacemos o aportamos de unas generaciones a otras sirve y nos ayuda a evolucionar. Dependerá de nuestra visión el acercarnos a esta oportunidad. Yo veo un solo camino que deberíamos recorrer y ese ni se ve, ni se estudia, se siente. “Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”, como afirmaba Antoine de Saint Exupéry en su brillante libro “El Principito”.

Guillermo: Llevas viajando durante mucho tiempo. ¿Hay algún lugar que te haya llamado la atención especialmente y que recomendarías?

No he tenido la oportunidad de realizar viajes transoceánicos con esta filosofía de vida aventurera y minimalista. Pero he tenido de primera mano grandes vivencias en este país. Me llenó mucho como experiencia cruzar el País Vasco a través de sus bosques de pino y ver la poca introducción de la mano del ser humano en aquel paraíso. Otro lugar que me ha impactado y que no se suele visitar con asiduidad, es la costa jurásica en el Reino Unido, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y que se extiende a través de 153 kilómetros desde Orcombe Point (Devon) hasta Swanage (Dorset). Es una zona con mucha historia y donde puedes encontrar accidentes geográficos y fósiles de millones de años de antiguedad. Me impactó encontrar en Zumaia (País Vasco), un acantilado que tenía su conexión con la Costa Jurásica. Recomendaría que nos iniciáramos en la aventura de viajar sin prisa, descubriendo la esencia de cada rincón, ya que esto nos puede llevar a transportarnos a otras épocas anteriores.

Guillermo: Coincidimos hace unas semanas en CV Radio y hablaste de que quieres batir el récord Guinness de abrazos en un día. ¿Qué retos te depara el futuro? ¿Cuáles son tus próximos objetivos?

Mi próximo sueño es vivir viajando con mi compañera de viaje alrededor del mundo, aportando vida en cada lugar que visite. Más que un proyecto, va a ser un estilo de vida. Estoy en proceso de convertirme en un nómada digital. Me encantaría poder seguir abrazando a miles de personas de los cinco continentes, participar en campañas solidarias que ayuden a los más desfavorecidos, ayudar a otras personas cumplir sueños y seguir creando e imaginando para mantenerme vivo. Llevo una conferencia gratuita para inspirar y convencer a otras personas a que vivan en sus sueños. Y todo ello lo quiero compartir a través del formato audiovisual y escrito a través de mi página web. Me encantaría conseguir algún Record Guinness con el objetivo de concienciar y dar visibilidad a este tipo de acciones. Considero que la vida es tan corta que hay que vivirla sin prisa. Pero sobre todo eso, vivirla en plenitud.

Guillermo Peris Peris

Guillermo Peris Peris

Castellón, 1982. Licenciado en Periodismo y Máster en Dirección de Empresas. Director de Viajes y Lugares -junto a Daniel Laseca- y emprendedor de otros proyectos digitales como Diario Siglo XXI y Tienda Siglo XXI. Viajero, deportista y amante de la psicología, la tecnología y la metodología kaizen de mejora constante. Mi gusto por disfrutar de la gastronomía, los paisajes, la gente, la historia y las opciones de ocio de nuevos lugares viene desde que tengo uso de razón. Siempre fue costumbre en mi familia realizar varios viajes al año y desde entonces no he renunciado a dejarme sorprender por la belleza de nuestro planeta. He recorrido casi toda España y visitado 12 países. Siempre hay un nuevo rincón que descubrir.


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /homepages/16/d517622390/htdocs/clickandbuilds/ViajesyLugaresLabellezadelmundo/wp-content/themes/colormag/inc/related-posts.php on line 3